19/05/2021
No Comments

Discipulado Sistemático

COMPROMETIDOS EN GUIAR A OTROS PARA QUE CADA DÍA SE PAREZCAN MÁS A CRISTO.

PRINCIPIO LED: DISCIPULADO 

Han pasado más de 45 años en que se inició el movimiento LED y éste no sobreviviría si no fuera por uno de los principios en el que se fundamenta: Discipulado Sistemático. Un principio que obedece al mandato bíblico y entiende genuinamente que el crecimiento de la iglesia no se lograría sin invertir tiempo y vida en alcanzar a las nuevas generaciones.

 

El Rev. Wilson Chávez, Pastor de la IACYM Perú desde sus inicios. Quien ha servido como miembro de la Junta Directiva LED y ha sido pastor de la IACYM Lince por muchos años, nos habló sobre el Principio del Discipulado y su significado para le movimiento en una entrevista para el Boletín de Lima al Encuentro con Dios. Acá recogemos algunos de los puntos más importantes.

El discipulado sistemático ha formado parte del movimiento y filosofía de LED, explíquenos de su importancia.

Tiene que ver con el mandato del Señor Jesucristo que envió a su iglesia a hacer discípulos. Este encargo no se puede cambiar, razón por la que LED priorizó este ministerio. Juntamente con las campañas evangelísticas (que fueron una de las estrategias principales de los inicios del movimiento LED) se desarrolló la Academia Bíblica. Su objetivo era discipular a los nuevos creyentes. Es absolutamente cierto que el discipulado se hizo de manera sistemática, es decir, planificada. La Academia Bíblica respondería a un plan trazado que empezaba con Verdades Fundamentales (doctrina de la salvación básica para el bautismo) y luego continuaba con una serie de cursos con objetivos instructivos, formativos y para el servicio.

Una segunda razón que dio relevancia a este ministerio tuvo que ver con el futuro de LED. También desde el comienzo se entendió que sólo con un discipulado efectivo se podría avanzar hacia las generaciones siguientes. Si se quería un movimiento perdurable tendría que ser en base a un discipulado sistemático.

Considero que LED sigue vivo por la obediencia al mandato de Jesús de ir y hacer discípulos.

 ¿Recuerda alguna experiencia en donde se ha aplicado este principio y cómo impactó la vida de la iglesia?

El impacto de este principio espiritual se vio muy pronto en el desarrollo de LED. Los nuevos discípulos estuvieron listos para extender el Evangelio, cosa que se concretó con la fundación de nuevas iglesias, no solamente en Lima, sino también en otras ciudades del país y otros lugares del mundo.

Como ilustración quiero mencionar el caso de la iglesia Alianza Cristiana y Misionera de Arlington, Virginia – EE.UU. Esta iglesia nace con hermanos de la iglesia de Lince que se mudaron a vivir a dicha ciudad y estuvieron prontos a formar una congregación. Después de más de 25 años es una iglesia floreciente que también está fundando una nueva congregación, lo que nos muestra que un buen discipulado permite la plantación de iglesias que a su vez se reproducen en otras.

¿Cómo animaría a discipular a la nueva generación de pastores y líderes LED?

Es evidente el cambio generacional en LED. Los jóvenes convertidos al inicio del movimiento, son ahora padres de hijos que a la vez traen a sus hijos a la Escuela Dominical. Ya hemos empezado una tercera generación.

Es notable la cantidad de pastores nuevos en las  iglesias de LED y los miles de líderes que han surgido en la última década. LED sigue creciendo por la gracia de Dios y para su gloria. Nuestro Seminario (SEBAP) tiene más de 800 alumnos, de modo que no falta material humano para el trabajo de discipulado, lo que sí debemos hacer es preocuparnos por estos nuevos siervos en cuyas manos está el futuro de LED.

Considero que es fundamental en el discipulado de estos líderes, estar con ellos, lo que permitirá que reciban de los mayores o más antiguos el espíritu LED, los principios LED, la visión LED, etc.

Un último consejo para mejorar y fortalecer este importante principio del discipulado.

Cada generación tiene el mismo desafío. Así como la primera generación, igual la segunda y tercera serán exigidos a discipular. El discipulado sistemático incluye planificación, ejecución, evaluación; esto por supuesto implica trabajo, lo que debemos hacer con un corazón dispuesto y lleno de gozo, que es la manera en que honramos a nuestro Señor Jesucristo.

IGLESIAS QUE HAGAN DISCÍPULOS

Como iglesias somos llamados a hacer discípulos de Cristo. Esta tarea no es sencilla y requiere el compromiso de toda la congregación.

El Ps. Chávez hace algunas recomendaciones.

Es vital tener una profunda consciencia de la importancia del discipulado, vale recordar:

  1. Es la ordenanza del Señor.
  2. El futuro depende de un efectivo discipulado, ahora.

Tenemos una referencia histórica vivencial muy rica hasta aquí, si tan solo recorriéramos los viejos caminos en la historia de LED seguro que lograremos bastante. Esto por supuesto implica seguir los principios antes trazados, desarrollados y practicados.

Considero que los siguientes pasos son de vital importancia:

1) La formación doctrinal de los líderes, desde los nuevos hasta los pastores. Ahora hay nuevos vientos de doctrina mucho más fuertes y variados que al principio de LED, por lo que los pastores debemos estar seguros en lo que creemos, debemos desarrollar convicciones profundas porque esto mismo transmitiremos a la iglesia.

LED y la IACM del Perú tiene una clara y precisa doctrina y un marco referencial litúrgico al que debemos ser fieles, para no ser arrastrados por otros, nuevos y llamativos, que aparecen en el ambiente evangélico.

2) Preocuparnos seriamente por la santidad de los creyentes; en otras palabra, estamos hablando de la transformación a ser como Cristo.

Debemos preocuparnos en que más que religiosos evangélicos, asistentes a servicios y actividades religiosas, seamos discípulos de Jesucristo. Debemos reflejar al Señor en lo que somos y hacemos cada día.

3) El tercer aspecto que considero vital en LED, es el servicio. La Biblia enseña que todos estamos capacitados para servir. Lastimosamente muy pocos se disponen en la iglesia, cosa que debe cambiar para mejoría. Esto implica oportunidades de servicio para los discípulos. No solo se les tiene que enseñar que debe servir al Señor y al prójimo, sino también es necesario darles la oportunidad de concretar lo que nos pide Cristo.

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.