11/09/2021
No Comments

Concentración Recursos

CONCENTRACIÓN DE RECURSOS HUMANOS, ECONÓMICOS Y DE TIEMPO

PRINCIPIO LED. CONCENTRACIÓN DE RECURSOS

Haciendo un poco de memoria, la Alianza Cristiana y Misionera en Lima antes de los inicios de LED, tenía dos iglesias constituidas formalmente: Lince y Jesús María. Y una tercera en Huacho.

Las otras obras existentes eran anexos u obras en desarrollo como: Comas, Ermitaño, San Cosme, San Miguel, Tablada de Lurín, y habían nacido por el impulso y la buena intención de hermanos con celo evangelizador.

En 1973, cuando inicia el programa Lima al Encuentro con Dios, se inicia una estructuración y orden de trabajo con el fin de que Lima pueda ser alcanzada con el Evangelio a través de iglesias sanas y fuertes, capaces de Autosostenerse, Autogobernarse y Autopropagarse.

Es así que surge este principio LED conocido como: Concentración de Recursos Humanos, Económicos y de Tiempo.

Esto nos lo explica el Ps. Gustavo Chiang, miembro de Junta LED y pastor titular de ACYM San Miguel.

Cuéntenos sobre este principio y cómo funcionó en los inicios del movimiento LED.

Al aceptar en 1973 que el Señor nos guiaba a la aventura de experimentar un gran cambio partiendo de una sola iglesia local – la de Lince – se estaba dando un paso de fe, a la vez que se rompía con lo tradicional hasta entonces: “enviar a hermanos de buen testimonio con algo de tiempo y muchas ganas de trabajar, y dar un poquito de apoyo económico aquí y otro poquito allá”.

La misión Alianza, tras casi 50 años de haber llegado al Perú, tenía repartidos a todos sus misioneros en distintas provincias del Perú atendiendo obras que luchaban por hacer un impacto en sus comunidades.

A pesar del tiempo, vida y dinero invertidos, no adquirían la suficiente fuerza para ser auto-sostenibles, auto-gobernables y auto-propagables.

Esta realidad nos llevó a redescubrir en la Palabra el Principio de CONCENTRACIÓN DE RECURSOS… Humanos, Económicos y de Tiempo.

Se tomó la decisión de CONCENTRAR al Liderazgo (pastores, misioneros, líderes, etc.) existentes en la iglesia de Lince (la primera iglesia) para darle todo el impulso humano necesario. Además, invertir los recursos materiales (y por venir) para la edificación del nuevo edificio educacional y administrativo . Y también se decidió darle el tiempo necesario para que la visión prenda y se propague en toda la congregación.

Por más de medio año, el Ps. Alfredo Smith (pastor encargado de la Alianza Lince en esa época) invirtió tiempo y esfuerzo en la capacitación y entrenamiento de líderes y siervos para la gran tarea que se venía. Luego, empezaron las campañas evangelísticas durante quince meses. Todo el esfuerzo estaba concentrado en evangelizar y discipular a los recién convertidos-discípulos.

De una mediana congregación (120 – 130) pasamos a 1,000 en dos años de arduo y parejo trabajo.

Ps. Alfredo Smith

smith

Construcción Lince

construcción

Siendo consecuentes con otro principio, el de “Trabajo en Equipo”, se dispuso que Don Alfredo Smith como Pastor Titular de la Iglesia, juntamente con Eugenio Kelly como Coordinador General, Ricardo Abrams como Coordinador de Publicidad, Humberto Lay como Encargado del Proyecto de Arquitectura y Construcción, y Roy LeTourneau como Promotor de Finanzas, formaran el Equipo original del Movimiento.

Además también se priorizó el uso de los recursos económicos en el impulso de la obra en Lince, tanto para lo ministerial como para la infraestructura.

Posteriormente (1976), se trasladaron varios misioneros que estaban en el interior de Lima para apoyar en el naciente Instituto Bíblico “Lima Al Encuentro Con Dios” – IBLED. Principalmente en la enseñanza bíblica y teológica. Pero además para apoyar en los equipos pastorales que se iban formando para el nacimiento y desarrollo de las primeras iglesias hijas.

Al principio este principio no fue entendido del todo, ni tampoco bien recibido por la mayoría de las iglesias de la Alianza en el resto del país. Hubo que orar mucho y tener varias reuniones para explicar a los pastores y líderes de aquel entonces, la necesidad de esta concentración de recursos y esfuerzos para el establecimiento de una base sólida de lo que en un futuro sería el gran despegue de la obra a nivel nacional e internacional.

Hoy al ver cómo se ha extendido la llama de LED por el resto del Perú y fuera del país, damos gracias a Dios por habernos revelado este principio en la Palabra.

Promociones IBLED

promoción

Atrio Lince

equipo 2

Tres Ejemplos:

(1) Lo vemos en el encargo del Señor Jesús a sus discípulos antes de partir de regreso a los Cielos -Hechos 1- notamos que debían concentrar recursos inicialmente en Jerusalén, para de allí extenderse “hasta lo último de la tierra”.

Es así como después del Pentecostés, en que todos los discípulos salieron a las calles a ser “luz y sal” y produjeron todo un impacto que hizo crecer a la iglesia de 120 a más de 8, 000 (además de mujeres y niños – Hch. 2:41; 4:4).

(2) Hechos 11, cuando llega el Evangelio a Antioquía, vemos que toma un tiempo establecer la Iglesia, desarrollándose en ella un liderazgo propio capaz de sostener la obra y luego dar a luz a los primeros misioneros de la iglesia primitiva – Bernabé y Pablo.

(3) Hechos 19, cuando Pablo llega a Éfeso y forma la Iglesia allí, tomándose dos años para el discipulado y la evangelización. Sabemos que allí formó y estableció un cuerpo de líderes y siervos, y dejó más tarde a Timoteo a cargo de la Iglesia dándole instrucciones muy claras de cómo pastorear y dirigir la Iglesia.

Después de los primeros años aplicando este principio en Lince (1973 – 1975) se dio paso a invertir y concentrar recursos en el nacimiento y fortalecimiento de la Iglesia en Pueblo Libre (1976 – 1978). Y luego de ello, se hizo lo propio para el inicio y desarrollo de las iglesias en Miraflores y en El Agustino.

ACYM Pueblo Libre

pueblo libre inicios

Construcción ACYM Miraflores

construccion

ACYM Miraflores

miraflores

¿Por qué es importante que como iglesias LED comprendamos la esencia de este principio y lo apliquemos?

Este principio de concentración nos ayuda a no diluir nuestros recursos en muchos esfuerzos a la vez sin darle a ninguno la suficiente fuerza y consistencia  para un desarrollo bueno y sostenido.

Como parte de este principio, se implementó lo que hoy se conoce como el Fondo Rotativo LED, el cual se nutre de los aportes porcentuales de las Iglesias LED.

Debemos recordar que más que una simple estrategia, es un principio bíblico. Pensemos en el mismo Señor Jesús:

  • Dedicó su vida y fuerzas a entrenar a 12 hombres para la transformación del mundo entero.
  • Dedicó sus recursos materiales (lo ahorrado por muchos años como carpintero más las donaciones que quizás le llegaban) en ese discipulado.
  • Dedicó 3 años de su vida para el ejercicio de esa gran tarea.

También es importante seguir el consejo y dirección de nuestras autoridades (CDR – CDN) quienes tienen la tarea de administrar los recursos ministeriales y económicos que el Señor le ha dado al Movimiento LED.

Así mismo, hay que trabajar con el liderazgo de la Iglesia local para que entiendan cuáles son las prioridades del movimiento LED, y las prioridades de la iglesia local.

En los primeros años de LED este principio permitió el nacimiento y desarrollo de hermosas iglesias  (Lince, Pueblo Libre, Miraflores, El Agustino, Salamanca, Rímac, Comas, San Martín,  Los Olivos, San Juan de Miraflores, San Miguel, Monterrico, Callao… ) Hoy ese crecimiento, desarrollo y multiplicación no debe frenarse poniendo su propia iglesia como un proyecto prioritario por encima de otros proyectos del movimiento LED.

Otros principios como el de Unidad y Trabajo en Equipo tampoco pueden ser olvidados o dejados de lado; pues sería atentar contra el crecimiento parejo y sostenido de LED.

¡Que Dios nos ayude a mantener los principios en Su visión original!

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.