16/11/2021
2 Comments

Formación de Líderes

FORMACIÓN DE LÍDERES

PRINCIPIO LED. IMPULSANDO Y PROMOVIENDO EL CRECIMIENTO DE NUEVOS LÍDERES, TENIENDO EN CUENTA LAS NECESIDADES DE LAS NUEVAS GENERACIONES.

Formar líderes es uno de los principios LED que se promueve dentro de cada iglesia, y requiere ser impulsado intencionalmente desde los mismos pastores para levantar una nueva generación de siervos que continúen la tarea con la esencia adecuada.

Tenemos la sabiduría y experiencia para mentorear a otros pastores jóvenes. Pero vale pena reflexionar cómo mejorar y desarrollar este principio de tal forma que se deje a líderes bien preparados para los retos de esta nueva generación.

El Ps. Francisco Cerrón, miembro de Junta LED y pastor titular en la IACYM San Felipe nos ayuda a reflexionar sobre este principio.

¿Cuál es la esencia del Principio: Formación de Líderes dentro del movimiento LED?

La formación de líderes es un aspecto sumamente importante en el desarrollo del movimiento LED.  Por un tiempo descuidamos un énfasis marcado en la formación de líderes, pero hace unos años vimos la urgencia de retomar este aspecto y darle prioridad.

La formación de líderes tiene que ser intencional, no se puede dejar al azar ni a la buena intención de los pastores. Tener un programa de formación, involucramiento de los pastores más jóvenes en áreas de liderazgo a nivel denominacional, a nivel del movimiento LED, en los cuerpos pastorales, etc. es clave.

Hoy gracias a Dios, hemos tomado conciencia de la necesidad de brindar oportunidades a los más jóvenes, especialmente a los pastores que están iniciando el ministerio o aquellos que ya tienen algún recorrido pero que todavía están debajo de los 40 años.

Son pocos los pastores que están debajo de los 30 años, la mayoría estamos sobre los 50. Esto nos ha llevado a tomar conciencia de que hay que recuperar el tiempo perdido en este aspecto.

¿Qué debemos hacer para promover la formación de líderes dentro de nuestras iglesias?

Si no formamos líderes, entonces ¿quiénes van a asumir la tarea del ministerio en la iglesia local? 

La tarea no la puede hacer sólo un pastor o un equipo pastoral. Se necesita un cuerpo de hombres y mujeres comprometidos con el Señor y con su obra para servir de apoyo en la tarea ministerial.

La Palabra de Dios en Efesios es clara al señalar que nuestra tarea es “perfeccionar a los santos para la obra del ministerio”.

Como pastores no estamos llamados a hacer toda la obra en la iglesia, nuestra tarea es enseñar al liderazgo a asumir roles ministeriales, pastorales, y llevar adelante el servicio al Señor.

Creo que cada iglesia debería de tener una “Escuela de Liderazgo” para preparar a sus líderes locales. Esta escuela debería tener una curricula que contemple el contexto de la iglesia local, el desafío, visión, aspectos culturales, etc. En San Felipe comenzamos esta escuela en el 2013 y ya hemos graduado varios hermanos con tres años de preparación en temas de liderazgo, Biblia y recursos ministeriales. 

La formación de líderes al interior de la iglesia local no sólo nos permite tener lÍderes preparados y capacitados, sino que además los protege de las enseñanzas heréticas y distorsionadas que están por allí y que muchas veces distrae la atención no sólo de los hermanos sino también de algunos líderes.

Cómo Levantar una Nueva Generación de Pastores y Líderes

a) Involucramiento. Invitar a los estudiantes del Seminario que van destacando no sólo en lo académico sino sobre todo en el servicio, a los cuerpos pastorales.

Darles responsabilidades e invitarlos a sentarse en la mesa pastoral para que escuchen y aprendan.

Una cosa es ver la iglesia desde afuera y otra muy distinta es verla desde adentro. El estudiante debe ver cómo se relacionan los pastores entre ellos, cómo tratan los casos delicados de la iglesia, cómo se planifica, se ora y se estudia la Biblia al interior de una reunión pastoral. Esto hará que cuando lleguen a ser pastores puedan ir conociendo la mecánica del ministerio.

b) Capacitación. Capacitar a nuestros líderes y pastores no sólo en lo más básico sino motivar a algunos a estudiar, prepararse, capacitarse, y ser entrenados en Biblia y teología, en temas ministeriales, etc.

Esto se hace con el ejemplo pero también con el apoyo de la iglesia tanto en el aspecto espiritual como material.

Las iglesias deberían de invertir en la preparación de ciertos líderes pagándoles sus estudios en el seminario, en FATELA, o apoyándoles a que hagan maestrías y doctorados.

c) Oportunidades. Dándoles oportunidades de relacionarse con otros pastores y ministerios más allá de la de nominación y del país.

La participación e involucramiento de los pastores más jóvenes en conferencias, congresos, reuniones especiales, etc. ayudarán a que el pastor o líder tenga una visión más amplia de lo que es la iglesia, el ministerio y el reino de Dios.

d) Confianza. La confianza es un aspecto importante en el ministerio. A veces nuestros temores nos han impedido brindar oportunidades a nuevos líderes. No estoy diciendo que irresponsablemente pongamos en posiciones de liderazgo a cualquiera, pero sí creo que debemos desarrollar la confianza para ver a quiénes Dios está levantando para el ministerio y su servicio.

Este artículo fue publicado en el Boletín como una entrevista al Ps. Francisco Cerrón sobre una serie de temas de la importancia de Formación de Líderes en el movimiento LED.

 

2 thoughts on “Formación de Líderes

  1. Muy importante la información, cuanto quiero prepararme para el ministerio pastoral soy un líder nada más encargado en la Obra de Dios,, aquí en el departamento de Huánuco

  2. Genial, nuestro Dios prepara los corazones de los que han de asumir la responsabilidad de servir a nuestro Señor con fidelidad y sinceridad.

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.